Los mandamientos del “tubi”.

El tubi es un particular peinado, aliado y desgracia de la belleza. Esta técnica entra en el grupo de los aliados para un mejor peinado, como las “anchoítas y los rolos, que favorecen a una mejor forma sin necesidad de utilizar calor. No conocemos bien su origen pero todo parece indicar que es una herencia africana asumida para domar el cabello encrespado, con demasiado volumen o exceso de rizos.

Hace unos cuantos años la cantante Rihanna dio mucho de qué hablar al atreverse a llevarlo a una premiación, echando abajo todo el trabajo de estilismo que se le realizó, ¡tan coqueta, eso no se hace!. Quizá lo hizo con esa intención; sin embargo, no es la única.

En la vida cotidiana vemos supermercados, universidades (antes del Covid-19), tiendas y las calles llenas de mujeres de todas las edades que caminan sin ningún apuro con un tubi en su cabeza, “protegido” por un pañuelo o un gorro tejido con varios colores creado de forma artesanal en un área libre de cualquier lugar y hasta en el transporte público..

Como ya vemos que es parte de la identidad de una parte de nuestra población, redactamos los 10 mandamientos del tubi:

I. Te harás un tubi siempre que quieras mantener el efecto “melena chinita” creada en el salón de belleza, desde el primer momento que terminen de peinarlo.

II. No saldrás a correr y a hacer otro ejercicio con tubi, ¡por Dios! Además de que sudarás más el cuero cabelludo, habrás ensuciado más de la cuenta la hebra y tendrás que volver a lavarlo o de lo contrario vivirás con resequedad en los cabellos.

Los 10 mandamientos del “tubi”

III. No regresarás con el tubi al salón de belleza. Se supone que lo volverás a lavar y peinar y te harán otro.

IV. Solo podrás usar tubi los dos primeros días de haberte secado a blower o rolos los cabellos. Si lo llevas siempre harás que tu cabello luzca grasoso y pastoso.

V. Te harás tubi solo si tienes cabello largo o medio, los cortos no aplican.

VI. No saldrás de la casa en tubi, ni para el trabajo, ni para el supermercado… sabemos que siempre hay un mandamiento que no se cumple y seguro que este será el principal ¡lo sentimos estilistas!

VII. Cuando te vayas a hacer un tubi, direcciona el cabello hacia su crecimiento natural.

VIII. Estirarás bien el cabello con la ayuda de un cepillo para que la melena quede bien “aplomadita”.

IX. Colocarás una derresilla desde que te hagas el tubi y quitarás los pinchos o pinzas para que no queden marcas en los cabellos.

X. No te quitarás el tubi arriba de la gente, haciendo que le vuelen sobre el cuerpo los cabellos desprendidos.

Fuente: Diario Libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s