Cómo educar a los niños sobre el uso de la tecnología.

Analizamos los riesgos, consecuencias y directrices para que sepas educar a los niños sobre el uso de la tecnología en su día a día.

Durante el confinamiento vivido por la pandemia de coronavirus, la OMS y otras organizaciones, alertaron de cómo se había producido un aumento del tiempo que los niños pasaban frente a las pantallas , y aunque se recomienda un uso que no sobrepase la hora diaria, es posible que en el caso de niños que ya sean mayores o que sean adolescentes, reclamen poder estar más rato jugando a sus videojuegos o hablando con sus amigos. ¿Cómo educar entonces a los niños sobre el uso de la tecnología?.

Cómo educar a los niños sobre el uso de la tecnología

Es prácticamente imposible pretender que los niños no estén cerca de móviles, tablets u ordenadores en los tiempos que corren. Los niños de hoy en día son en realidad «nativos digitales», una  expresión acuñada por el escritor estadounidense Mark Prensky para identificar a una persona que nació y creció en la era de las tecnologías digitales, de modo que resulta casi un reto imposible para los padres, evitar que sus hijos le pidan el móvil o que deseen estar en internet más de una hora al día.

No es ya cuestión de que un niño o niña tenga acceso a un ordenador o a una tablet a cada momento del día. Muchas son las personas que ya han introducido la domótica en sus vidas y no solo eso, ¿quién no ha oído hablar? o ¿quién no tiene ya en su casa  asistentes domésticos que pueden activarse por voz (como Google Home y Alexa)?,  sin olvidar el siempre presente televisor que, sin embargo, ahora es se inteligente. En resúmen, es inútil cerrar los ojos a la tecnología y actuar como si no existieran.

No podemos anular la tecnología en nuestras vidas, sino que tenemos que lidiar con ella y en el caso de los niños, debemos hacerles entender que es mejor un uso que sea estimulante y que no les dañe.

Niños y tecnología

Según cifras (algo alarmantes) que provienen desde Estados Unidos, el 92% de los niños comienzan a usar el teléfono móvil ya en el primer año de vida y a la edad de dos años los usan a diario. Es algo sorprendente pero no tanto como cabría esperar. El ritmo de vida que llevan muchas veces los padres, incita a que sea más fácil que el bebé se distraiga con el móvil, mirando dibujos o colores en la pantalla, antes que dedicarle el tiempo de atención necesaria y eso solo conduce a una cosa: que el niño o niña reclame cada vez más el uso de esa tecnología con la que ha nacido, literalmente, entre las manos.

Otros estudios señalan que los niños de 0 a 5 años alcanzan un uso promedio de pantallas de 500-600 horas en general ; a los 12 años alcanza las 6,000 horas; y a la edad de 15 10,000 horas. Luego, entre los 15 y los 20 años , la mitad de los niños desarrollan una «adicción» a estas herramientas (1 toque cada 6 minutos), lo que provoca una auténtica alerta sobre el uso de los dispositivos y el riesgo que conlleva exponerlos a una edad temprana.

Los riesgos de la tecnología en los niños

No es solo el riesgo de que el niño o niña desarrolle una auténtica adicción al móvil o al hecho de estar pegado a una pantalla gran parte del día. Existen otros muchos que será bueno enumerar:

  • Interferencia en el desarrollo cognitivo de los niños porque los pequeños necesitan una experiencia directa y concreta con los objetos para refinar su pensamiento y la capacidad de resolver problemas. Por ejemplo, la mirada del interlocutor es una importante señal de comunicación no verbal en la interacción entre padres e hijos.
  • Bajos niveles de atención y también relaciones sociales más bajas con sus compañeros.
  • Aumento de peso y problemas de comportamiento.
  • Dolor de cabeza y dolor muscular (especialmente en el cuello y los hombros) debido a una postura inapropiada.
  • Peor calidad del sueño , más miedo a la oscuridad, pesadillas y diálogos nocturnos.
  • Ojos secos y un tipo de estrabismo.
  • Percepción alterada de los sonidos, con posible interferencia en el desarrollo del lenguaje, socialización, comunicación e interacción con otros niños.
  • Riego de soledad y aislamiento social.

Las consecuencias de la adicción a la tecnología

Las consecuencias del uso excesivo y el uso incorrecto de dispositivos tecnológicos conllevan graves repercusiones en el desarrollo de los niños.  En los niños de 0 a 3 años , los niños aprenden de la realidad a través de los sentidos y las habilidades motoras. De esta manera, forman sus patrones cognitivos y afectivos que serán los modelos de sus comportamientos futuros. Sin embargo, para que esto suceda, algunos elementos son fundamentales: que pasen tiempo de buena calidad junto con adultos; que usan el cuerpo para moverse y jugar; o que ejerciten su mano para aprender movimientos finos, como dar forma, construir y dibujar. Entre otras cosas, el desarrollo del lenguaje está estrechamente relacionado con la calidad de la relación con los demás. Es por eso que es importante hacer contacto visual mientras la persona le habla lentamente para atraer la atención del niño y, por lo tanto, de su aprendizaje.

El uso excesivo de dispositivos tecnológicos a esta edad, por lo tanto, reduce las experiencias motoras del cuerpo, la experimentación de la mano, reduciéndola solo al tacto. Además, puede bloquear el desarrollo del lenguaje al generar un discurso demasiado rápido que se acostumbra al descuido y no a la concentración.

En el grupo de edad de 3 a 6 años , el niño desarrolla y refina las habilidades motoras, forma y mejora los patrones afectivos, modelos futuros de las relaciones que establecerá con otros a través de las relaciones con adultos y niños, y aprende a conocer sus propias emociones y las de los demás. Los medios de comunicación representan una oportunidad para experimentar emociones, pero la falta de fisicalidad y distancia favorecen una forma de analfabetismo emocional. Esto significa ser incapaz de empatía, es decir, comprender lo que se siente, pero también lo que sienten otras personas. Una habilidad importante, que enseña cómo controlar las emociones y los comportamientos que se derivan de ellas, en función de sus consecuencias.

Un uso demasiado temprano de dispositivos tecnológicos puede causar soledad , el desarrollo de una efectividad , fenómenos como el ciberacoso y el aumento de la tolerancia a la violencia .

Niños y tecnología, las recomendaciones por grupo de edad

Ante todos estos riesgos, existen una serie de recomendaciones sobre el uso de la tecnología en los niños hasta la edad de 12 años.

  • Antes de los 18 meses no a los instrumentos electrónicos digitales. También será bueno evitar encender la televisión, ya que interfiere con su atención y concentración.
  • De los 18 meses a 3 años, el uso de dispositivos electrónicos debe durar un máximo de 15 minutos al día y siempre debe realizarse junto con un padre .
  • De los 3 a 6 años , el uso debe durar un máximo de 30 minutos al día , siempre con los padres. Esta es la edad en que el niño necesita aprovechar al máximo las habilidades motoras, las habilidades relacionales y la imaginación.
  • De los 6 a 9 años, los padres deben comenzar a explicar cómo usar la televisión, los videojuegos, la música, los teléfonos inteligentes y los videos, dando reglas e información a los niños. El uso, siempre junto con mamá o papá, es un máximo de una hora al día .
  • De los 10 a 12 años, el uso de estas herramientas puede llevarse a cabo en soledad, durante un máximo de 2 horas al día , después de haber aclarado primero las reglas, la información y los peligros asociados con el uso de estas herramientas. Una regla importante es que la estación de internet no está en la habitación del niño, sino en un lugar de paso común. Además, se debe activar el «control parental», es decir, un filtro de control sobre la actividad del niño en la red.
  • Después de los 12 años , los padres deben supervisar el uso de estos dispositivos por parte de los niños, evitando posibles adicciones, reduciendo las horas de sueño y reemplazando las relaciones reales por otras virtuales.

Indicaciones finales para el uso de tecnología en los niños

En general, entonces, será mejor aplicar estas indicaciones:

  • Evitar los smartphones, televisores y tablets durante las comidas y una hora antes de acostarse.
  • No a los programas con contenidos frenéticos, rápidos y / o violentos, que corren el riesgo de inhibir el desarrollo de la empatía.
  • Se prohíbe el uso de teléfonos móviles y tablets para calmar o distraer a los niños; en su lugar, será mejor enfocarse en una comunicación emocional directa, hecha de miradas, acciones y palabras.
  • Sí al uso de aplicaciones de calidad que se utilizarán junto con los padres para promover el aprendizaje y las interacciones.

Fuente: Ok Radio

Comenta y comparte…

Un comentario en “Cómo educar a los niños sobre el uso de la tecnología.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s