Cómo llevar mascarilla cuando hace calor y que no moleste.

Estos son los mejores trucos para que el verano no sirva de excusa para NO llevar mascarilla.

El 2020 ha llegado para rompernos todos los planes y esquemas mentales que teníamos pensados. Y, también, para reorganizar las cosas imprescindible que debemos llevar antes de salir de casa. Si antes nos bastaba con el teléfono móvil, cartera y llaves, a esta lista le debemos añadir un bote de gel hidroalcohólico y, por supuesto, la tan indispensable mascarilla.

Las mascarillas han llegado para convertirse en parte indispensable de nuestras vidas. Si en marzo empezamos a habituarnos a llevar la boca y nariz tapadas, no ha sido hasta ahora -inicios del verano- cuando nos hemos dado cuenta que la este imprescindible para evitar contagios de coronavirus es un tanto incómodo cuando las temperaturas son altas.

No, no vamos a dejar de llevar mascarilla por que haga calor, tan solo debemos apuntar estos sencillos y prácticos consejos para que, también en verano, llevar mascarilla sea prácticamente imperceptible.

Llevar mascarilla en verano: guía práctica para evitar que el calor boicoteé este necesario acto

Sí, ya lo hemos probado: usar mascarilla en verano es muy complicado ya que podemos sudar, sentir la falte de aire y agobio e, incluso, puede dejarnos una erupción cutánea por el calor.

Expertos en medicina y dermatología han contado al medio estadounidense ‘Refinery29’ que “hay que reconocer que las mascarillas son incómodas, especialmente cuando hace calor y humedad. Son molestas y no hay que esconder este aspecto sobre ellas, pero eso no significa que usarlas no sea crucial en plena pandemia”.

Sí, las mascarillas funcionan: reducen la transmisión, ayudando a frenar la propagación del virus y, literalmente, salvan vidas. A pesar de que en nuestro país la cosa está más o menos controlada, no debemos olvidarnos de los rebrotes y de que el Covid-19 sigue estando ahí fuera. Todos los médicos y científicos coinciden en que “hasta que tengamos una vacuna, llevar mascarilla es nuestra mejor defensa contra este virus“.

Pero cuando hace calor y humedad, no es fácil llevar la mascarilla, ya que podemos sentir agobio, más calor y que la zona oculta por la cara puede estar sufriendo ante todos estos factores. Pero, sí, vale la pena usar una máscara facial en un día de 40 grados a la sombra, por ejemplo. Y para que sea más fácil, médicos estadounidenses comparten sus mejores trucos y consejos para estar cómodos llevando mascarilla en verano mientras que cumplimos con nuestro deber cívico:

  • Elegir una mascarilla lo más transpirable posible. Aunque muchos expertos coinciden en que este tipo de mascarillas protegen menos, puede ser una buena solución para usarlas al aire libre, donde se reduce mucho el contagio. También nos aconsejan que si es una mascarilla con una estructura más hueca, en vez de tan pegada a cara, esto nos aportará mayor comodidad en los días de altas temperaturas.
  • Usar mascarillas de buenos materiales. Elegir el material correcto es especialmente importante si sufrimos erupciones debido al calor que da la mascarilla. Las telas que son naturales, como el algodón o las telas sintéticas que eliminan el sudor, como las telas que se encuentran en la ropa para hacer ejercicio, son la mejor opción para los que sufren este problema.
  • Llevar varias de repuesto. Una mascarilla sudorosa apesta, literal y figurativamente. Así que tener algunas nuevas en tu bolso siempre es un ‘must’, sobre todo si vas a estar mucho tiempo fuera. De esa manera, si la mascarilla está húmeda y caliente, podrás cambiarla y seguir llevándola. Además, la sudoración y la humedad en ese área de la cara puede conducir a una dermatitis, o incluso a un brote de acné repentino. ¡Hay que tener cuidado!
  • Bájate la mascarilla de vez en cuando. Cuando estés lejos o estés solo puedes estar un par de minutos sin mascarilla y dejar que la zona transpire más. Pero recuerda, es solo unos minutos, porque llevar la mascarilla en la barbilla es como practicar relaciones sexuales son el preservativo en la mesilla: ¡no sirven de nada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s