¿Estás a punto de renunciar? Checa tus niveles de ansiedad.

ansiedad¿Te fijaste una meta, pero la ansiedad se apoderó de ti y estás a punto de renunciar? ¡Detente! Sólo tienes que identificar los niveles de ansiedad para controlarla y seguir adelante.

 La Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) detalla que existen diferentes detonantes de la ansiedad como baja autoestima, necesidad de ser perfecto o agradar a los demás.

 Así como a situaciones personales de pérdida, enfermedades, reuniones, falta de comunicación, la economía familiar, el tráfico, entre otros.

 ¿Qué nivel de ansiedad tienes?

 De acuerdo con la regularidad en que se presentan estos factores se registran diferentes niveles de ansiedad que pueden dañar tu calidad de vida, así que identifícalos para darles una solución efectiva.

 Para identificar el nivel de ansiedad que tienes, elige el número que más se acerque a lo que sientes: 0: Casi nunca; 1: Pocas veces; 2: Unas veces sí, otras veces no; 3: Muchas veces; 4: Casi siempre

 ¿Qué significa cada nivel?

 1. Leve

 Las personas suelen sentir nervios o un poco de estrés. Normalmente se registran por las presiones que experimenta en su día a día. Experimentas la sensación de que “algo anda mal”

 Este grado de ansiedad te puede ayudar como motivación para lograr tu meta, porque estás más alerta.

 Algunos síntomas son: dificultad ocasional para respirar, palpitaciones, aumento de la presión arterial, ligeras molestias estomacales, tensión muscular, no puedes quedarte inmóvil, estás impaciente o quieres estar solo.

 2. Moderada

 Cuando presentas este grado de ansiedad tienes palpitaciones aceleradas, sudoración, no prestas atención a los detalles, tienes tensión muscular.

 Así como vista nublada, necesidad frecuente de orinar, dolor de cabeza e insomnio, pérdida de confianza, impaciencia y preocupación constante.

 3. Severa

 Cuando tienes este nivel de ansiedad sólo piensas en tu angustia, sientes que algo malo va a pasar y presentas palpitaciones fuertes y aceleradas, tienes dificultad para respirar, mareos, temor, tensión en la mandíbula, rechinas los dientes, negación, frustración.

 4. Ataque de pánico

 Este es el nivel más alto de ansiedad, se relaciona con un terror profundo.

 “Todas las hormonas relacionadas con la ansiedad, particularmente la adrenalina y noradrenalina, han sido liberadas y nuestro cuerpo se prepara para luchar o huir”

 Sientes agitación, miedo, confusión, negación, frustración, necesidad de moverse y buscar una salida.

5. Trastorno de ansiedad

 Los niveles de ansiedad se vuelven una enfermedad crónica y se registran ataques de pánico de forma frecuente.

 Está asociado con temores como fobias, mecanismos de control, intolerancia.

¡Atiéndete!

 Existen muchas técnicas para reducir los niveles de ansiedad, sobre todo cuando se trata de la leve y moderada.

 Por ejemplo, intenta con ejercicios de respiración y meditación; te ayudará a recordar tu objetivo y las razones por las que empezaste todo.

Evita alimentos que detonan la ansiedad como café o chocolate en exceso. Sal a caminar y no te agobies con responsabilidades y actividades.

Recuerda que si intentas relajarte, es decir, tener calma y paz interior, sin preocupaciones ni sensaciones incómodas, tendrás una mejor calidad de vida. ¡Tú puedes lograrlo!

fuente: bienestar.salud180.com

Comenta y Comparte!! ♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s